Si es la primera vez que usted va a Petronio, le contamos qué se puede encontrar en el corrinche más esperado del año
Por: Laura Asprilla


Del 15 al 20 de agosto se lleva a cabo en  Cali el festival Petronio Álvarez, el evento de cultura negra, afrodescendiente más grande del país. Y por supuesto la fiesta más esperada del litoral pacífico.
Con conocimiento de causa las chicas de Cimarrón producciones, le cuentan qué se puede encontrar en el Petronio.

Si es la primera vez que pisa el Petronio lo más probable es que, apenas entre al lugar la emoción y la confusión se apoderen de usted. ¿Por dónde empezar? no sabrá si  entrar a los conversatorios académicos con invitados de primera o recorrer los 200 stands llenos de color y creatividad, telas africanas, turbantes, productos naturales y eco amigables de belleza.  Bolsos, zapatos, aretes, ropa, instrumentos musicales tradicionales, etc. Es posible que tampoco esté seguro de empezar con una empanadita de camarón y un jugo de caña para la sed, o enfrentarse de una vez por todas al delicioso sancocho de pescado y arroz con coco hecho por las cocineras tradicionales. Si se toma una cervecita o compra de una vez media viche o arrechón pa’ calentar motores.

El Petronio no es solo bunde y concierto, hay espacios académicos en distintos lugares. Para no perderselos es importante que organice su agenda desde las 9 am. Para el 2018, el tema principal es “La oralidad” y las charlas estarán orientadas a las raíces de la música, los dichos y acentos de los territorios afros, narraciones sobre el patrimonio del Pacífico Colombiano.
Por el momento coyuntural que estamos viviendo en el país y sobre todo en los territorios de la costa pacífica, en esta XXII versión del festival se rendirá homenaje y se dedicarán momentos especiales a recordar a los líderes asesinados por defender la tierra.


Los asistentes históricos del Petronio aseguran, que ha perdido identidad, que hay demasiado extranjero, que antes tenía un ambiente más familiar y menos turístico, ¡Que antes era mucho mejor!. Y seguramente no se equivocan, el turismo y la apropiación no se escapan de estos espacios, pero es normal que la gente de afuera se enamore del Petronio y lo tenga anotado en sus agendas. ¿Cómo resistirse, si cuando las bandas afrocolombianas tocan en el exterior la sacan del estadio y dejan a todos con ganas de más?. La tarea es entender nosotros mismos y hacerle frente al fenómeno de la apropiación cultural y el mercado de la identidad.
Y aunque insistan que el Petronio era mejor antes, cada momento por el que pasa el país le imprime al festival un sello distinto. Desde el 2017 con el paro cívico en Buenaventura por ejemplo, nace el coro animado y reflexivo “EL PUEBLO NO SE RINDE CARAJO” que se ha vuelto himno en las fiestas. Se escuchan letras nuevas denunciando los asesinatos de líderes y la violencia en los territorios como el grupo PLU CON PLA, de Tumaco. Hay que entender que las nuevas generaciones y los nuevos ritmos dentro de lo afro también hacen parte de. Porque El Petronio no se crea ni se destruye, solo se transforma.
El corrinche continúa…. ¡El viche hace su efecto y el cuerpo pide fiesta! para esto hay varias fiestas programadas en los bares de la ciudad, donde las agrupaciones que han tocado en los festivales pasados se reencuentran con el público (en la mayoría se paga cover).  El remate, la fiesta ancestral, ese regalo que nos han dejado los antepasados como excusa para encontrarnos y al son de las voces acapella de los músicos, los instrumentos en la sala de la casa o en el andén demostramos una vez más que la música es nuestra arma más poderosa  de comunicación, que solo hace falta una oportunidad para estar juntos y sentir el poder del pueblo afro eliminando las diferencias que nos han creado las fronteras. Uno de los remates más conocidos es en ciudad Córdoba, donde Nidia Gongora, cantadora del grupo Canalón de Timbiquí, quién acoge en su casa a todos los que llegamos buscando un poco de fiesta y fraternidad. Nidia, quien prepara sancocho, canta toda la noche, y al día siguiente a las 6 am encabeza el arrullo con la banda para darle un animado buenos días al sol y a llevarle desayuno a los policías que estuvieron toda la noche con sus alarmas esperando que “la gente negra haga desorden y se porte mal”.


No comments so far.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Website Field Is Optional