«Paula Moreno Zapata o el poder de la visibilidad»

marzo 15, 2022

Paula Marcela Moreno Zapata o el poder de la visibilidad
La candidatura a la presidencia de Francia Márquez Mina ha puesto de relieve el contundente impacto en las dinámicas de representación sociocultural que implica la visibilidad de una mujer negra en una posición de poder. El mensaje es claro, el destino de la mujer negra no es único ni se reduce al que las estructuras raciales y patriarcales imponen. Las niñas afrocolombianas, raizales y palenqueras que desde las diversas regiones del país testimonian la ascendente actuación de Francia encuentran en ella un referente significativo que infunde la certeza de que también ellas pueden llegar a ostentar la posición o profesión que deseen, incluso si se trata de la Presidencia de la República.
Este mes de marzo, desde Cimarrón, asumimos el propósito de resaltar el papel de un grupo selecto de mujeres que han protagonizado la historia reciente del país, y que han demostrado, a través de su quehacer, que la presencia de las negritudes femeninas en los espacios de decisión y participación política es indispensable para conseguir transformaciones de fondo en la vida de miles de personas racializadas. En esta ocasión queremos poner el acento en Paula Marcela Moreno Zapata, una mujer ejemplar que no para de dar cátedra sobre formas de participación y promover reflexiones en torno a la (in)visibilidad[1] de las negritudes en Colombia.
Paula Moreno ocupó el Ministerio de Cultura entre 2007 y 2010, siendo la primera mujer afrodescendiente en desempeñar este cargo en el país. Ha realizado múltiples estudios en el extranjero relacionados con la gestión y la planeación urbana y regional, además posee un pregrado en ingeniera industrial por la Universidad Autónoma de Colombia. Nació en Bogotá, pero esto no implicó para ella el olvido y la desconexión con su familia extensa de Santander de Quilichao. De allí rescata y reflexiona sobre el papel de las mujeres de su familia, quienes a punta de labor, cuidado y comadreo levantaron a toda una generación que continuó trabajando convencida de que “de donde tú partes no determina dónde vas a llegar”[2].
Esta idea tomó progresivamente la forma de una convicción que Paula Moreno ha transitado asiduamente durante todos estos años. Colombia tuvo que esperar a que llegara una mujer de su talante hasta las más altas instancias de poder para que se produjesen avances importantes en lo concerniente al reconocimiento de la diversidad y la riqueza de las raíces culturales afrocolombianas. Iniciativas como la gestión para publicar la Biblioteca de Literatura Afrocolombiana, el reconocimiento social e institucional de autores ilustres como Manuel Zapata Olivella o Candelario Obeso, la publicación de Rutas de Libertad en asocio con la Universidad Javeriana, o la declaratoria de la marimba como patrimonio nacional e internacional ante la Unesco, representan algunos de los logros de los que difícilmente podríamos hablar sin la gesta de Moreno por problematizar el ámbito étnico-racial en la construcción de la identidad cultural de la nación.
Hacia el 2010, nuestra protagonista funda Manos Visibles, una organización que propende a visibilizar, articular, fortalecer y consolidar los liderazgos juveniles del Pacífico para transformar el territorio con una perspectiva de largo aliento con perspectiva de región. Con Moreno presidiendo la Fundación, Manos Visibles procura articular los ejes de ‘trabajo colectivo’ y ‘visibilidad política’, un enfoque que supone pensar en todas aquellas manos que construyen a la comunidad, desde el trabajo cotidiano del pescador hasta la compleja labor de una madre comunitaria. El principio de visibilidad deviene aquí medular para tender puentes que aseguren la representación de las comunidades de base en los espacios de toma de decisión.
Las vías de acción son varias, innovadoras y reflexivas. Como señala la propia Moreno, “se requiere una mezcla de autocrítica, imaginación y empatía para construir el futuro a la escala que se necesita o por lo menos para hablar de él”[3]. Para resaltar algunas de estas iniciativas, de un lado, encontramos el proyecto Frontend Pacífico, el cual parte de la premisa de ‘programar no solo nuestro presente sino también nuestro futuro’ y que busca formar en habilidades de programación a las juventudes en Buenaventura, Tumaco y Timbiquí, para que con estas nuevas herramientas formulen soluciones posibles a los problemas específicos en la región. Del otro, advertimos la creación de narrativas visuales alternativas como una poderosa iniciativa que aboga por contar historias de violencia, destierro, tradición y sociabilidad sin los tintes estereotipados y recurrentes de la guerra, la exotización y la banalización. De lo anterior son muestra algunos cortos audiovisuales como Sabiduría Mijo (realizado junto a la Fundación Andamio Teatro) y El movimiento del silencio (por la Escuela Artística y Cultural Mojiganga).
Sobra decir que aún falta mucho camino por recorrer en el propósito de lograr una paridad de género en escenario decisionales de toda índole. Sin embargo, Paula Marcela Moreno Zapata se nos presenta ya como una mujer visible que, a su vez, ha entendido bien la necesidad y el poder de la visibilidad en lo tocante a la generación de espacios de participación para la transformación de imaginarios y la potenciación de capacidades en la brillantemente denominada región del ‘Pazcifico’[4].
Les invitamos a leer las columnas de Paula Moreno en El Tiempo y a seguirla en sus redes sociales de Instagram y Twitter, así como a la Fundación Manos Visibles para seguir ‘visibilizando’ el avance de su apuesta.


[1] El concepto de (in)visibilidades designa tanto las visibilidades como las no visibilidades para analizar visualmente los estereotipos raciales y racistas sobre lo afro y lo negro que se producen y circulan en distintas expresiones de la cultura popular. Véase Post-scriptum (marzo de 2022) (In)visibilidad de lo afro y lo negro: imagen, estereotipos y raza [poscast]. Centro de Estudios Sociales, Universidad Nacional de Colombia: http://radio.unal.edu.co/detalle/invisibilidades-de-lo-afro-y-lo-negro-imagen-estereotipos-y-raza
[2] Moreno, P. (2018). Paula Moreno revela ‘El poder de lo invisible’ / Entrevistada por Camila Cardona. El País: https://www.elpais.com.co/entretenimiento/paula-moreno-revela-el-poder-de-lo-invisible.html
[3] Moreno, P. (noviembre de 2021). Vanguardia. El Tiempo: https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/paula-moreno/vanguardia-columna-de-paula-moreno-635353
[4] Moreno, P. (mayo de 2017). Poder Pazcífico. El Tiempo: https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/paula-moreno/poder-pazcifico-tras-paro-civico-93048

Dari Cuesta

Related Posts

Francia Márquez o la política plebeya El pasado 13 de marzo el país reconoció a Francia Elena Márquez Mina (Francia, en adelante) como una figura política de relevancia nacional, a ella que lleva casi toda su vida poniendo su cuerpo, alma y voz frente a la injusticia...

El asedio a las curules afro: la etnicidad entrampada entre la mafia y el clientelismo Durante las recientes elecciones al Congreso de la República, el escenario de reivindicación étnica constituido en las curules especiales para las comunidades negras en la Cámara de...

Paisajes de Buenaventura o una exposición más allá de un museo

Paisajes de Buenaventura o una exposición más allá de un museo

Dolor, memoria, saberes, territorio son algunos de los elementos grabados en las acuarelas de Paisajes de Buenaventura, exposición artística cuyas piezas estarán exhibidas en el Museo Nacional hasta el 5 de junio. Las distintas caras del arte se hacen presentes en...

El poder simbólico del cabello afro

El poder simbólico del cabello afro

Como parte de la amplia lucha por el reconocimiento de las comunidades  afro, se ha procurado asiduamente acentuar el autorreconocimiento de la mujer negra dentro de la sociedad hegemónica, reivindicando aspectos tan básicos como su vestimenta, sus costumbres, su...

Comments

0 comentarios