Por qué no hablo con blancos sobre racismo

julio 16, 2021

Tomado de: https://books.apple.com/co/book/por-qu%C3%A9-no-hablo-con-blancos-sobre-racismo/id1541055314

Si se observa desde lejos, pareciera llamarse Por qué no hablo sobre racismo. Un título contundente, determinado a intrigar. Pero es solo cuando se contempla desde cerca que se aprecia el complemento —casi transparente— ingenioso y esencial del titular: “con blancos”. Aquel recurso visual es una maravillosa alusión referente a la invisibilización y la ceguera de los blancos ante el racismo estructural y sus diferentes manifestaciones. 

Tanto el título como la portada de Por qué no hablo con blancos sobre racismo es provocativo, difícil de ignorar. Y su contenido no es diferente; toda la lectura es una conversación incómoda, pero necesaria. 

En 2014, Reni Eddo-Lodge, periodista y afrofeminista británica, escribió un artículo en su blog personal donde —bajo el mismo título de la obra en cuestión— expresaba lo exhausta que se sentía con respecto a los debates raciales. En aquella publicación, Eddo-Lodge no estaba acordando en expulsar enteramente a los blancos del debate público sino, más bien, en un acto de autoconservación, empezaría a imponer unos límites con aquellos blancos que muestran una profunda desconexión emocional frente a las experiencias de una persona de color o que, simplemente, se niegan a reconocer la legitimidad del racismo estructural y sus síntomas. 

Sin esperarlo, el artículo se viralizó como una llama abrasadora e, irónicamente, desde entonces, Eddo-Lodge no ha parado de hablar acerca de la raza.

A lo largo de 7 capítulos, en formato de ensayo, Reni Eddo-Lodge establece una charla audaz y directa donde estimula al lector a cuestionarse e identificar el racismo como problema sistémico y, a su vez, —reconociendo que el pensamiento y la perspectiva crítica antirracista están en todo su auge— hace un llamado a la acción. 

En el primer capítulo, “Historias”, la autora emprende un viaje histórico con el fin de establecer un marco contextual de la historia británica negra. Aquí, Eddo-Lodge traza una clara cronología con una hábil fluidez similar a la de un alumno curioso que comparte lo que recién ha descubierto, facilitando el contexto necesario para todo lo que se discutirá a lo largo del libro que, aunque se centra en eventos específicos de Gran Bretaña, es aún aplicable y semejante a la historia global con la que se enfrentan las personas africanas y afrodescendientes en cualquier país del mundo. “Ante un olvido colectivo, debemos luchar para recordar” (p.73).

En el segundo capítulo, denominado “El sistema”, se plantea el concepto del racismo como parte inherente de las estructuras —constructo social que se creó para perpetuar el dominio y la injusticia, distorsionando y contaminando la igualdad de oportunidades/condiciones— y cómo es urgente y obligatorio redefinir colectivamente el concepto de racista, cómo este se manifiesta y lo que se debe hacer para acabar con él. “Para desmantelar las estructuras injustas y racistas es necesario que veamos la raza. Es necesario que veamos quién se beneficia de su raza, quién se ve perjudicado de un modo desproporcionado por los estereotipos negativos asociados a su raza y a quién se le concede todo el poder y el privilegio gracias a su raza, su clase o su género” (p.98).

Tomando aspectos del ensayo anterior, en el tercer y cuarto capítulo, “¿Qué es el privilegio blanco?” y “Miedo a un planeta negro”, respectivamente, Eddo-Lodge continúa explorando —y demostrando— las diferentes manifestaciones del racismo estructural y de la imposibilidad de las personas blancas para identificarlo y reconocer el poder que encierra. También, plantea tajantemente acerca del tan equívoco “racismo inverso”; pues “hay formas muy particulares de discriminación auspiciadas por el privilegio y la reafirmación y, sobre todo, respaldadas por un poder estructural con el suficiente poder intimidatorio como para obligarte a cumplir con las demandas del statu quo. (p.110). 

El quinto y sexto capítulo, a pesar de tratar un asunto diferente —pero no distante— con respecto a sus ensayos anteriores, no lo hace menos interesante e importante: “La cuestión del feminismo” y “Raza y clase”. Aquí, Eddo-Lodge desarrolla el concepto de interseccionalidad, como parte intrínseca al movimiento, donde se vuelve una necesidad indispensable percatarse en las maneras en que la raza y el género se encuentran para crear obstáculos y barreras para la equidad. “La solidaridad que compartimos solo se hará más fuerte si aprendemos de las luchas de las demás y reconocemos los distintos privilegios y desventajas con las que entramos en el movimiento” (p.154).

Su último capítulo, “La justicia no existe, solo existimos nosotros”, es un claro y concluyente llamado a la acción general. “Las cosas no tienen que ser como son y la solución empieza por nosotros mismos” (p. 215). Es una propuesta al lector de hacer uso de su voz y ejercitar su pensamiento. Luchar y cuestionar. Ver la situación actual no como una tragedia sin solución sino como una oportunidad para avanzar hacia la responsabilidad colectiva por una sociedad mejor.

Esta colección de ensayos es la contribución de Reni Eddo-Lodge para mantener vivo el necesario debate antirracista. Debate que no puede estar sujeto, únicamente, a impulsos efímeros de situaciones específicas o coyunturales.

El debate antirracista debe —y necesita— ser materia vital en todos los espacios colectivos e individuales; tiene que ser un asunto omnipresente, una búsqueda incesable que no advierte cansancio, un prisma multicolor para transformar y desmantelar nuestra realidad racista.

Por: Sara Alvirez

Por qué no hablo con blancos sobre racismo

Dari Cuesta

Related Posts

Cien años después:Shuffle Along

Cien años después:Shuffle Along

Cien años de Shuffle Along, el musical negro que cambió a Broadway en la primavera de 1921; una comedia musical estrenada unas cuadras arriba de Times Square y cambió por siempre la historia de Broadway. El show, Shuffle Along, era protagonizado por afroamericanos y,...

Promover el antirracismo en un Estado de negación

Promover el antirracismo en un Estado de negación

Una entrevista con activistas de “Educación Antirracista para New Hampshire” (NHARE) El Estado de New England, en New Hampshire, es principalmente rural y cuenta con una población blanca de alrededor de 1,3 millones de personas. Como es mi Estado natal, hablo desde la...

Rastreando los lugares de no retorno para volver a ellos

Rastreando los lugares de no retorno para volver a ellos

La “Ruta del esclavo: resistencia, libertad, patrimonio” surgió en Ouidah, Benín, en 1994 como una iniciativa intercontinental impulsada por la UNESCO y la Organización Mundial del Turismo (OMT). La ruta recorre casi cuatro kilómetros que van desde el centro de la...

Comments

0 comentarios