ritmo femenino al son de la poesía

junio 15, 2021

“Quedar por fuera de la circulación textual equivale a quedar fuera de la historia” escriben Graciela Maglia, Miguel Rocha y Juan Duchesne. Y es que por medio de la palabra y el registro de esta, independiente de la forma en que se conserve, se hace posible la preservación de la memoria de los pueblos. Es por lo anterior que acá queremos resaltar el trabajo de algunas poetas colombianas recogidas en la antología publicada por el Ministerio de Cultural y recopilada por Guiomar Cuesta y Alfredo Ocampo, Antología de mujeres poetas afrocolombianas (2010). 

El cuerpo de la mujer negra como texto en el que se escribe la historia con tinta blanca constituye un espacio discursivo transhistórico epicentro de las cuestiones de raza, sexualidad e identidad.

La antología, que se puede consultar en línea, recoge a varias poetas que han participado activamente en el Encuentro de Poetas Colombianas en el Museo Rayo de Roldanillo, Valle del Cauca, el cual celebra este año su versión 37. Este encuentro, que se ha desarrollado ininterrumpidamente, contó en su segunda edición en 1986 con la primera poeta afrocolombiana, Ana Milena Lucumí, a la que en posteriores versiones se sumarían varias almadre o almanegra, título que se le otorga a las poetas que han alcanzado la excelencia, como María Teresa Ramírez, Mary Grueso y Elcina Valencia. 

Ahora, casi cuatro décadas después, el festival reúne a más de 200 poetas de todo el país, con la participación de invitadas extranjeras, para compartir en torno a la poesía y al aprendizaje, por medio de exposiciones, recitales y conferencias. Inclusive la pandemia no fue excusa para detener el evento el año pasado y este se repite de manera virtual entre el 19 y el 24 de julio. 

La inscripción no tiene costo y hay plazo hasta el 30 de junio para enviar un video de un recital poético de aproximadamente 10 minutos al correo ventas@museorayo.co, o de enviar escritas las propuestas de recitales, conferencias, entrevistas o performances al correo info@museorayo.co.

La antología puede ser consultada en la página del Banco de la república: https://babel.banrepcultural.org/digital/collection/p17054coll7/id/15

Tania Maza Chamorro

Cartagena. Poeta, dramaturga, directora teatral y profesora de teatro y literatura en varias instituciones de educación superior, así como es directora de su propio colectivo llamado Proyecto de la Nada Teatro. Entre sus distinciones se encuentra el de Mejor Obra y Mejor director en el 2005 por la obra Electra Garrigó, del cubano Virgilio Piñera. Su obra poética se recoge en el libro Tríptico que incluye tres poemarios: Los demás serán mis mariposas, Noticias de un país en guerra y Cuando los hermanos se fueron al norte

Un país me está doliendo

Todos los días 

hay una afrenta más de un grupo de hombres 

que como dioses 

deciden la vida y muerte de sus semejantes, 

penetran por parajes y campos: 

con las fastuosas luces de la guerra. 

Pueden sembrar la sangre en los caminos 

pero no verán nunca crecer su cosecha.

Paulina Cuervo Valencia 

Cartagena. Poeta y periodista que desencantada de la situación de su natal Cartagena se fue a vivir a Alemania. Amante de los perros, ha publicado varios poemas en diferentes periódicos y revistas, además de tener libros de poesía inéditos como Los sueños de la bestia y Palabras.

Sangre de libertad 

Te aprisionaron cadenas 

pero tu fortaleza las rompió, 

aunque te hicieron esclavo, 

tus sueños fueron libres, 

tu lucha los hizo crecer.

Y te llamaron negro 

con actitud humillante, 

pero tu erguido pecho, 

siempre fue constante. 

Tu lamento se volvió música 

que la lluvia y el viento envolvieron en su manto, 

fecundando el suelo donde pisa, 

la mujer que amamanta con su pecho 

al hijo que parió libre. 

Una raza guerrera le enseñó, 

que sus brazos y piernas eran fortaleza, 

al moverse al ritmo del tambor 

su cuerpo es melodía viviente. 

Hombre de piel oscura, 

hombre de raza negra, 

levanta con fuerza hoy tu bandera 

porque tejiste una historia 

con hilos de desprecio 

y con la coraza de un pecho 

engrandecido por la nobleza.

Mary Grueso Romero

Guapí, Cauca. Licencia en Español y Literatura, con estudios en enseñanza y desarrollo social y cultural. Mary es considerada una de las poetas más influyentes del Pacífico Colombiano. Se ha preocupado por desarrollar talleres de lectura y conversatorios, lo que la he llevado a obtener diferentes reconocimientos como el de ser la primera mujer poeta sagrada del Pacífico caucano, título dado por la Normal Nacional de Guapí, y la aparición en diferentes documentales que narran su vida y su quehacer.  

Naufragio de tambores 

En mi sangre de mujer negra 

hay tambores que sollozan 

con rumor de litorales, 

naufragio de marimba 

en los esteros de la manglaria. 

Oigo sonar el guasá 

con sonidos incitantes, 

y siento un clamor en el cuerpo 

que me recorre hasta el alma 

cuando me llama de adentro, 

de las profundas entrañas, 

los gritos de mis ancestros 

formando tempestades 

en mi corazón y mi sangre. 

Entonces se encienden hogueras 

en mi ánfora pagana 

y me muevo como palmera 

cuando el viento la reclama. 

Son tambores navegantes 

desde los estuarios de África 

que navegan en la orilla oscura de mi sangre.

Julia Simona Guerrero

Cali, Valle del Cauca. Alba Ximena Gutiérrez, como es su verdadero nombre, ha sido autora de varios cuentos, performances y poemarios inéditos, como Canto de grillos con el que ganó la Mención de Honor en el concurso Ediciones Embalaje. Ha tenido la oportunidad de llevar su poesía por países como Chile, España y Alemania. 

Cali a la deriva 

Tú no sabes nada, 

yo hablaré de mis sábados 

percibiendo el silencio 

detrás de todo ese ruido 

que cada sábado 

es más ruinoso. 

No sabes de las estrellas mayores 

ni de las polares. 

Solo sabes de una pequeña ciudad 

con los vicios de las mayores. 

Cali, cuánto has cambiado 

en el transcurso de una vida. 

Por tus rincones fui testigo del canto de los pájaros, 

pero ya no hay luciérnagas 

ni mariquitas rojas con puntos negros 

ni lluvia de granizo 

con los peces saltando fuera de tu río.

Tampoco niñas como yo,

 callejeando la ciudad verde, 

hermosa, tranquila, 

llena de ventanas, 

puertas 

y muros 

que nos cuentan historias. 

Estás perdida, 

perdiste las bondades del recuerdo, 

vas a la deriva 

como un paisaje cibernético, 

visto desde todas las vistas. 

Cali, donde mi amor baja la mirada 

al pensarme 

y no encontrarme 

en sus calles vacías, 

llenas de mutantes desconocidos. 

En tanto que yo, 

en casa, 

le espero 

Por: Laura Silva

Cimarron Producciones

Related Posts

Cien años después:Shuffle Along

Cien años después:Shuffle Along

Cien años de Shuffle Along, el musical negro que cambió a Broadway en la primavera de 1921; una comedia musical estrenada unas cuadras arriba de Times Square y cambió por siempre la historia de Broadway. El show, Shuffle Along, era protagonizado por afroamericanos y,...

Promover el antirracismo en un Estado de negación

Promover el antirracismo en un Estado de negación

Una entrevista con activistas de “Educación Antirracista para New Hampshire” (NHARE) El Estado de New England, en New Hampshire, es principalmente rural y cuenta con una población blanca de alrededor de 1,3 millones de personas. Como es mi Estado natal, hablo desde la...

Rastreando los lugares de no retorno para volver a ellos

Rastreando los lugares de no retorno para volver a ellos

La “Ruta del esclavo: resistencia, libertad, patrimonio” surgió en Ouidah, Benín, en 1994 como una iniciativa intercontinental impulsada por la UNESCO y la Organización Mundial del Turismo (OMT). La ruta recorre casi cuatro kilómetros que van desde el centro de la...

Comments

0 comentarios