Una desjerarquización de ciencia e investigación

marzo 16, 2022

Desde una edad muy temprana, Mabel Gisela Torres Torres ha tejido su vida rodeada del conocimiento ancestral, las plantas medicinales, ungüentos y demás saberes para conectarlos con una medicina jerarquizada, unidireccional. En una entrevista que ofreció en calidad de ministra de Ciencia, Tecnología e Innovación, con elocuencia responde a las inquietudes que durante su infancia fueron acrecentándose, una infancia que corresponde a una conexión profunda con el territorio donde nació, Bahía Solano, y a partir de la cual se despliegan las ramas y raíces de su identidad como mujer de mar, río y selva, su feminidad, su ser espiritual e incluso su decisión de empezar a estudiar medicina.

Crecer en un entorno habitado por mujeres que, como sus abuelas, eran ancestralmente versadas en el uso de diversas plantas para la elaboración de productos medicinales, ungüentos para la piel e incluso tejidos de ropaje, la llevó a reparar en esta práctica como un nuevo foco de estudio e interés, los cuales fueron creciendo en ella junto con una particular curiosidad por los hongos ganoderma, milenariamente empleados en ciertas regiones de China para fines medicinales. Paulatinamente, estas setas se convertirían en el centro de estudio de sus investigaciones académicas debido a sus propiedades para el tratamiento contra el cáncer. Luego  de suscitarse varias polémicas relacionados con su trabajo, Mabel, cuyas investigaciones insinuaban el potencial de los hongos ganoderma para el tratamiento contra el cáncer, aclaró contundentemente que su trabajo no pretendía dar por resultado una cura. Sus esfuerzos se ceñían a la consolidación de un tratamiento al margen de toda finalidad comercial o publicitaria; su propósito no era otro que el de mostrar los resultados obtenidos en un grupo de personas con cáncer que, dispuestas a participar del tratamiento, no tenían ninguna intención de promover su venta. Muy por el contrario, se trataba de ser conscientes sobre las raíces y tradiciones, un motivo que los parámetros de la ciencia tradicional, según los cuales se requerirían etapas previas de experimentación en humanos y animales a desarrollarse durante largos años, serían incapaces de mirar —por no mencionar los muchos años que la científica había estudiado este hongo y sus propiedades en su tesis doctoral—.

¿De qué se trata, entonces, esta perspectiva ofrecida por Mabel? En la mencionada entrevista, la propia Mabel nos recalca que ‘la salud va más allá que los medicamentos’, aviene saberes ancestrales, ciencia y economía simultáneamente, involucrándose también el campo de la bioeconomía, por el que ya transitan algunos de sus más recientes proyectos, como es el caso de Selvacéutica, una apuesta por la fabricación y comercialización de productos cosméticos y terapéuticos elaborados por mujeres bojayaseñas víctimas del conflicto armado, que decidieron cambiar su narrativa y darle un giro a su región. De ahí que los productos derivados de Selvacéutica trasciendan la materialidad de sus artífices y contengan posicionamiento de mujer, feminidad, dolor de patria, de territorio y transferencia de saberes sobre plantas en la perspectiva científica inculcada por Mabel y los conocimientos de todas estas mujeres en su ser territorio.

Es a esto a lo que se denomina ‘consciencia colectiva’, es este el proceso de construcción a partir de una nueva forma de concebir el conocimiento que viene de muchos años atrás. Mabel, como muchas otras mujeres del pacífico que han impulsado estos proyectos, sabe que ciencia también es conocimiento local, ciencia es apropiación de territorio, ciencia es lucha por reconstrucción de memoria.

“Yo escuchaba que quien tiene el conocimiento tiene el poder y, la verdad, yo estoy convencida de lo contrario, quien comparte el conocimiento y quien reparte el conocimiento, tiene el poder” Mabel Torres

Editor

Related Posts

Francia Márquez o la política plebeya El pasado 13 de marzo el país reconoció a Francia Elena Márquez Mina (Francia, en adelante) como una figura política de relevancia nacional, a ella que lleva casi toda su vida poniendo su cuerpo, alma y voz frente a la injusticia...

El asedio a las curules afro: la etnicidad entrampada entre la mafia y el clientelismo Durante las recientes elecciones al Congreso de la República, el escenario de reivindicación étnica constituido en las curules especiales para las comunidades negras en la Cámara de...

El poder simbólico del cabello afro

El poder simbólico del cabello afro

Como parte de la amplia lucha por el reconocimiento de las comunidades  afro, se ha procurado asiduamente acentuar el autorreconocimiento de la mujer negra dentro de la sociedad hegemónica, reivindicando aspectos tan básicos como su vestimenta, sus costumbres, su...

Comments

0 comentarios